Siete pasos para abrir un negocio

2016-02-29

Seguramente que en repetidas ocasiones has pensado en ser tu propio jefe y abrir tu propio negocio. Pero hacerlo a veces no resulta fácil, sobre todo porque necesitamos una serie de requisitos que, en muchos casos, implican tiempo y dinero. Para conocer todo lo que necesitas para montar un negocio competitivo, te proponemos siete pasos y la alternativa de la franquicia como una fórmula más cómoda.

Decisión de emprender. Primer paso para abrir un negocio

Tal y como publica el Ministerio de Industria, Energía y Turismo en su web sobre crear un negocio, existen ciertas cuestiones y trámites completamente necesarios para cumplir el sueño de tener nuestro negocio. El primero de ellos, es la decisión de emprender.

Es el primer paso y el más importante: tener claro el negocio que deseamos montar y contar con un proyecto empresarial. Se trata de realizar un análisis de mercadocon objetividad y realismo”, tal y como explica Ministerio de Industria en su web Creatuempresa, así como enfrentarse a la problemática administrativa, es decir, valorar los contratos de trabajo, convenios, seguridad social, permisos, impuestos, licencias, seguros… todo un electo de trámites y requisitos administrativos necesarios para abrir un negocio y mantenerlo.

Cuanto tenemos claro los aspectos anteriores, debemos enfrentarnos a analizar la realidad de nuestro futuro negocio, conociendo las debilidades y fortalezas, tanto internas como externas (DAFO), así como realizar un ejercicio de introspección y realizar un análisis de nuestras actitudes emprendedoras. Si hemos superado todas estas etapas, es el momento de enfrentarnos al Plan de Empresa.

Elegir la forma jurídica de nuestro negocio

¿No sabes qué forma jurídica más adecuada para montar el negocio? No pasa nada, el Ministerio de Industria cuenta con una web donde podrás conocer las formas jurídicas que mejor se adaptar a tu negocio según las características del mismo.

Para acertar con este paso, es importante conocer el tipo de responsabilidad de la empresa (limitada o ilimitada), así como el número de socios y el capital social.

Proceso de constitución de la empresa

El proceso de constitución dependerá de la forma jurídica que se ha elegido. Un ejemplo: mientras un autónomo no requiere ningún trámite de constitución, otras figuras como una Sociedad de Responsabilidad Limitada requieren una certificación del Registro Mercantil Central e inscripción de la empresa en el Registro Mercantil Provincial, entre otros trámites como una escritura pública y la obtención del número de identificación fiscal.

Puesta en marcha del negocio

¿Ya sabes qué tipo de negocio eres? Ahora es el momento de ponerlo en marcha. Existen trámites generales, como el alta en el censo de empresarios, aunque existen otros trámites dependiendo del tipo de actividad, de la contratación de trabajadores, e incluso complementarios y específicos.

Todos ellos disponibles en la web oficial del Ministerio de Industria sobre cómo crear una empresa paso a paso.

Tramitación telemática

¿Buscar realizar los trámites de forma ágil y con los menos desplazamientos posibles? En Creatuempresa ponen a tu disposición el sistema crea tu empresa online para realizar ciertos trámites de forma telemática. Los tipos de empresas que pueden acceder a este tipo de gestión es la siguiente:

  • Sociedad de Responsabilidad Limitada (SL o SRL)
  • Sociedad Limitada de Formación Sucesiva (SLFS)
  • Sociedad Limitada Nueva Empresa
  • Comunidad de Bienes
  • Autónomo (Empresario individual)

Contratación laboral

¿Necesitas contratar a trabajadores para tu negocio? Hay multitud de contratos que se pueden adaptar a las tus necesidades y la de tu empresa. Empezando por el tipo de contrato de trabajo: indefinidos, temporales, de formación y aprendizaje, en prácticas. Y siguiendo por las ayudas y medidas del fomento de contratación, que son diferentes dependiendo del tipo de contrato de los trabajadores.

Recuerda que para contratar personal para tu negocio debes inscribir la empresa y afiliar a los trabajadores, así como realizar el alta de los mismos en el Régimen de la Seguridad Social y en los contratos de trabajo, entre otros factores.

Financiación

Último paso y uno de los más importantes. La Dirección General de Industria y de la PYME (DGIPYME) ofrece una serie de “instrumentos y programas” para facilitar el acceso a otras fuentes de financiación, como pueden ser ayudas para emprendedores y reafinzamientos de Sociedades, entre otros